La crisis abre nuevas rutas para estudios de tercer y cuarto nivel

14 docentes de la Universidad de Los Andes, recibieron el título denominado Diploma de Estudios Avanzados, a raíz de un convenio académico desarrollado entre la Universidad de La Laguna, de España, y esta casa de estudios de los Andes venezolanos.

En un acto realizado en el Salón de Videoconferencias del edificio G de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (Faces), de la ULA, los participantes de esta primera cohorte, lograron un paso más en la obtención de nuevas herramientas del conocimiento. El decano de la Faces, Raúl Huizzi, se encargó de abrir esta jornada destacando el compromiso de reforzar este tipo de convenios y de trabajar de manera estrecha con el Vicerrectorado Académico, en esta materia.

El profesor Aquilez Valero, coordinador del Programa de Doctorado de la Faces, dijo que este título cierra un ciclo de escolaridad de los profesores que están avanzando en el programa del doctorado de Empleo y Desarrollo Regional. Este título es equivalente a una maestría y con el mismo se ganan la posibilidad de entrar a la fase de la tesis doctoral.

Por su parte, la vicerrectora académica, profesora Patricia Rosenzweig, destacó el nuevo horizonte que se cierne sobre las rutas de formación de los profesores universitarios en estos tiempos de crisis. Aseveró que esta modalidad semipresencial de estudios, ayuda a aliviar la carga financiera que tiene la universidad, al momento de sustentar la preparación de sus docentes, en los estudios de tercer y cuarto nivel.
 “La Universidad de Los Andes debe apuntar hacia este tipo de postgrados, siempre preservando la calidad de ellos, tal y como se ha demostrado en esta reciente cohorte”, dijo la autoridad académica.

En este evento de acreditación estuvo presente el profesor Luis Martínez de Azagra, coordinador del Departamento de Economía en la Universidad de La Laguna, Tenerife, España. Destacó el visitante, que el nivel de los participantes oscilaba entre notables y sobresalientes. Dijo que las conversaciones para consolidar este convenio se abrieron desde el año 2001 y que, felizmente, ya una primera cohorte logró su diploma, pero existe un segundo grupo que está en trámites de lograrlo también.

“Tanto para las universidades españolas, y europeas en general, como para la universidades latinoamericanas, urge la necesidad de desarrollar programas tendentes a cubrir las necesidades de los países”.

El provecho que estos profesionales generarán al colectivo, con la preparación obtenida, se centra en la investigación de diversas líneas de la economía regional, como lo son: la economía del turismo, la planificación urbana y ámbito de las políticas públicas regionales. El próximo paso es consolidar esta base de docentes en la titularidad del doctorado, lo que fortalecerá la academia ulandina.

Categorías: