Analizan en Bogotá problemáticas de la indexación de revistas

En el marco de la 28 Feria del Libro 2015 celebrada recientemente en Bogotá, fueron tratadas las problemáticas que confronta la indexación de las revistas científicas en las áreas de Historia y Educación de Iberoamérica, oportunidad en la que el profesor José Pascual Mora García, coordinador de postgrado de la ULA Táchira realizó un abordaje del tema desde la perspectiva bioética, epistemológica y geopolítica.

En esta oportunidad el profesor Pascual Mora señaló que el problema de la indexación de las revistas científicas del área tratada “pasa por reconocer que el problema no sólo es de calidad sino que responde a problemas geopolíticos, epistemológicos y bioéticos. No es un secreto que los cánones de meta evaluación son impuestos por las redes supranacionales, y los criterios de la producción investigadora de impacto son administrados globalmente”.

“La anglobalización administra el centro de gravedad competitivo, si bien las revistas iberoamericanas han logrado mejorar la calidad de los procesos de gestión editorial en función de indicadores internacionales de calidad, también es verdad que la principal limitación es la desproporcional preeminencia de la lengua inglesa sobre las demás. Lo cual entraña no sólo un problema político sino bioético. Pues bien podríamos pensar en una forma de discriminación blanda a la hora de aplicar a los estándares de calidad globales”.

 

El docente agrega que aspirar acceder a indizaciones como la de la Web of Science o Scopus, y, especialmente, competir en factor de impacto - número de citas-, “es una misión casi imposible para nuestras revistas. Por tanto, es razonable que se estudien formas de resistencia contra hegemónicas sobre la evolución a corto plazo de las métricas de impacto, altrimetrics,  y cómo deben afrontarse aunque esto no signifique que no debamos insertarnos”. Por el contrario, el profesor Mora García considera que se trata de estar sin caer en la trampa acrítica que es alienante”.

 

Esta misma oportunidad, agrega el docente, sirvió para dar a conocer el repositorio institucional de la Universidad de Los Andes y el lugar que ocupa en las consultas en la red.

Es así que, apunta,  la visibilidad del repositorio institucional de la ULA en la Web “está entre las 20.000 instituciones de educación superior de todo el mundo, medido por Ranking Mundial Repositorios Institucionales  (http://repositories.webometrics.info/en/top_Inst),  Ranking Latinoamericano de Repositorios  (http://repositories.webometrics.info/en/Latin_America), Ranking de Repositorios Venezuela (http://repositories.webometrics.info/en/Latin_America/Venezuela).

 

El profesor Pascual Mora apunta que según la edición correspondiente a enero de 2015 del Ranking Mundial de Repositorios Institucionales, elaborado por el Laboratorio de Cibermetría del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, el repositorio de www.saber.ula.ve, ocupa el lugar número 32 del mundo y el número 3 de Latinoamérica, ranking que “mide la visibilidad web de los contenidos en los repositorios de todo el mundo”.

 

Indexación y discriminación geopolítica

En otra parte de su exposición en Bogotá, el profesor Pascual Mora refirió que “cuando alertábamos sobre las responsabilidades geopolíticas (

[1]

) que atentan contra la difusión y visibilidad de nuestras revistas nos referimos a que la indexación se hace se hace sobre la base de una profunda desigualdad centrada en las diferencias geopolíticas, situación en la cual la preeminencia del idioma anglosajón sobre las lenguas maternas, es una diferencia  determinante, quizás sea oportuno seguir pensando en versiones bilingües de nuestras revistas,  de hecho,  de las 219 revistas de educación recogidas en el último listado del Journal Citation Report, JCR-2014, únicamente 39 son gestionadas en países externos al ámbito anglosajón: Asia Pacífico (5), Alemania (4), Brasil (1), Croacia (1), España (7), Holanda (14), Italia (1), Lituania (1), México (1), Países Escandinavos (1), Portugal (1), Turquía (3). Y de estas, 29 se publican en inglés o en formato bilingüe.

 

Agrega en este aspecto que “aunque el reconocimiento de la calidad de las revistas no debería ser dependiente de la utilización del inglés, la realidad nos dice que es otra y los equipos editoriales deben plantearse la posibilidad de publicar en formato bilingüe para ser más competitivos”. 

 

Por ello, apunta que “no podemos obviar el negocio que subyace detrás de los canales de  comunicación, acceso de pago, y que vulneran frontalmente las propuestas de acceso abierto de la ciencia, expuestas en las Declaraciones de Budapest (2002), Bethesda (2003) y Berlín (2003)”.

 

Como ejemplo de ello, expone que de las 219 revistas de educación incluidas en el Social Sciences Citations Index (SSCI), en la categoría de Education & Educational Research, 160 de las revistas, o sea el 72 por ciento “están gestionadas por editoriales hegemónicas como Taylor & Francis, Springer, Wiley, Sage, Mc Graw Hill, etc”.

 

Al final de su exposición afirma que precisamente “el problema no es sólo de calidad sino también económico (

[2, al tiempo que se pregunta ¿cómo insertarse en esos canales?, ¿cómo lograr interesar a esos bloques hegemónicos liderados por ISI

[3]

? para que nuestras producciones sean vistas, valoradas y atractivas como factor de impacto?”.

El problema epistemológico de la indexación

Como un tercer problema frente a la problemática tratada, el coordinador de postgrado de la ULA Táchira incluye “los retos que entrañan un problema de fondo que no podemos dejar de lado, junto al problema político y geopolítico enunciado”, como sería el problema de carácter epistemológico de la indexación, especialmente “en lo que atañe a la traslación acrítica de los criterios de calidad o impacto desde las ciencias experimentales a las ciencias sociales, la imposición de los cánones de modelación es otro de los problemas que debemos avistar y revisar”.

 

 

No obstante, afirma el profesor “a las discusiones ofrecidas por las visiones post positivistas que han develado que no existen ciencias duras y ciencias blandas todavía se sigue pensando que hacer ciencia es vestirse de laboratorista.

[1]

Aspirar a acceder a las indizaciones como Web of Science o Scopus, y, especialmente, competir en factor de impacto -número de citas-, es una misión casi imposible para nuestras revistas. Esta lucha debería ser uno de los puntos en discusión en los congresos internacionales y redes de investigación, pues no se trata sólo de la discriminación lingüística sino de los posibles accesos al mercado global, hemos visto que las grandes revistas ceden sus derechos a grandes editoriales para su comercialización y eso multiplica el factor de impacto por la mercadotecnia que se hacen en los países hegemónicos del conocimiento”. 

 [1]Cfr. MORA GARCÍA, José Pascual (1997) La crisis del saber académico y la investigación en la atmósfera postmoderna.” Revista Investigación, Nº 3, CDCHT, ULA, Mérida.  __________________ (2001) “La metaevaluación de la investigación.” Revista Investigación, Nº 4, CDCHT, ULA, Mérida._________________ (2000)  Análisis bibliométrico de la productividad de los profesores en la Universidad  de Los Andes-Táchira, estudio de caso: Área de historia de la educación. (1993-1998.) Tesina mimeografiada, presentada para optar al DEA en el programa de Doctorado de la Universidad Rovira i Virgilli. Tarragona, España._________________ (2001) “La metaevaluación de la investigación.” Revista Investigación, Nº 4, CDCHT, ULA, Mérida.________________  (2001) “La universidad a Debate”, en LÓPEZ, Edgar (Coord) Una Visión de la transformación universitaria. San Cristóbal. Universidad de Los Andes-Táchira Grupo Greco. _________________ (2002-2005) Proyecto de Investigación: “Análisis Bibliométrico de las Comunidades Discursivas de Historia de la Educación en América Latina. Estudio de Caso: Venezuela.”


[1]

En el VIII SEMINARIO NACIONAL HUMANISMO Y BIOÉTICA EN LA UNIVERSIDAD, Educación y responsabilidad social: ¿Entre la Certeza y Incertidumbre? realizado por la UDES en Bucaramanga, entre el 6 y 9 de abril de 2014, presentamos un adelanto sobre el tema: Cfr. Mora-García, José Pascual; Pérez Díaz, Omar; Omaña, Jesús (2014) “EL INSTITUTO DE ESTUDIOS HUMANITARIOS (IEH) nodo SAN CRISTÓBAL Y LA COMISIÓN DE BIOÉTICA TRANSFRONTERIZA” En revista Heurística Nro 17, enero-diciembre. Arbitrada e indizada. Grupo HEDURE- ULA-Táchira. Venezuela. ,  ISSN 1690-3544 

[2]

La base de datos más importante a nivel internacional es el ISI Web of Knowledge del ISI (Institut for Sicentific Information), y se trata de una empresa dependiente de la Thompson Corporation con sede en EE.UU. En el caso de las ciencias sociales, educación e historia de la educación aplica en la  Social Science Edition que abarca cerca de 1.700 revistas internacionales punteras en el campo de las Ciencias Sociales, de la base de datos del ISI.

[3]

ISI (Institute for Scientific Information) fue creado en 1960 y adquirido por la Thomson Corporation. Se encarga de acreditar las revistas que cumplan con rigurosos estándares de calidad. En el año 2008, la Thomson Corporation y Reuters Group PLC acordaron fusionar las dos compañías y formar Thomson Reuters, de amplia cobertura en el área de la información. En el área científica publica el ISI Web of Knowledge (WoK) y el ISI Web of Science (WoS) que evalúa revistas para incorporarlas en el Science Citation Index Expanded™, Social Sciences Citation Index, o en Arts & Humanities Citation Index.

1.- En la foto el doctor Cesar Julio Zabala Archila, decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Cundinamarca junto al doctor José Pascual Mora, presidente de la SHELA,  invitado a la conferencia de clausura.