Promoción de educadores de 1976 celebra 40 años de graduación

 

El gurpo de docentes egresados hace 40 años de la ULA Táchira. El profesor Salazar en el centro (Foto: Pipo Vivas)

Una mañana para el recuerdo y el reencuentro vivieron los docentes que egresaron de la ULA Táchira hace 40 años, al reunirse con el profesor Temístocles Salazar, en el Museo Pedagógico de la Biblioteca Universitaria el pasado sábado; allí valoraron una vez más el oficio de ser educadores.

Docentes que vinieron de distintos estados del país para reunirse con sus viejos compañeros de estudios y con su estimado maestro, el profesor “Temo”,  vivieron momentos emotivos, así como de reflexión acerca de su oficio.  Celebraron cuatro décadas de la Promoción de Orientadores y Evaluadores egresados de la ULA Táchira el 15 de octubre de 1976.

El profesor Temístocles Salazar preparó una conferencia para la ocasión, en la que les confesó: “La docencia fue la profesión que me llevó a comprender el alma humana y a formarla por los caminos del bien y la felicidad: yo soy lo que he enseñado”. En reiteradas ocasiones  subrayó: “No me arrepiento de haber escogido la profesión docente hace más de 50 años y sé que ustedes tampoco”.

 

El profesor Temístocles Salazar (de pie) acompañado de docentes, pronuncia su conferencia (Foto: Pipo Vivas)

Al referirse al paso de los años, expresó: “No digamos que estamos viejos, porque todavía amamos y el silencio que cargamos es la mansión de nuestra infancia que se resiste a desaparecer. Y la lámpara de la pedagogía sigue velando nuestras angustias, por eso no me arrepiento de que la vejez siga meciendo mi corazón…”.

También aludió la bondad de la docencia: “La enseñanza es una carrera interminable de resurrección, porque para la enseñanza no hay espíritu perdido. En la enseñanza vemos con los  ojos de la ciencia pero más con los ojos del alma, que escudriña el corazón humano y la rueca del porvenir, que nunca es incierta para nosotros los educadores, porque cada uno de nosotros es un profeta a su manera… porque en medio de sus angustias siempre da un poco de su propia luz para iluminar a los seres que enseña…”

Docentes atienden a la conferencia, en espacios del Museo Pedagógico del Táchira (Foto: Pipo Vivas)

La promoción de Educación de hace 40 años egresó a unos 160 docentes en las especialidades de Orientación Profesional  y Evaluación Educativa; sus padrinos fueron los profesores Temístocles Salazar y Carlos Salazar, quien está radicado en Barinas; no pudo participar en el reencuentro.

Previo a la reunión con el profesor Salazar en el Museo Pedagógico del Táchira, ubicado en la Biblioteca de la ULA, los docentes asistieron a la Santa Misa programada para las 9 de la mañana, celebrada en la Iglesia del Geriátrico Padre Lizardo, en Pirineos.

El profesor José Castro, uno de los organizadores de este reencuentro, dijo que el propósito fue “Compartir con el profesor Temístocles, a la vez que participar de una actividad de corte académico; asimismo, rememorar junto a él aquellos años de formación como docentes”.