Constituyente instauraría un Estado Comunal

Romer Rivera, del Lisys; Gilmer Viloria, constitucionalista;  Dr. Dimitri Briceño; el abogado Francisco Conte, entre otros especialistas, rechazaron el proceso Constituyente (Foto: Alfredo Zambrano)

*** La comunidad ulandina mantiene una postura firme por la defensa democrática, constitucional e institucional, en tal sentido abordó aspectos de la Constituyente y el discurso político. Los ponentes Francisco Conte, Gilmer Viloria, Dimitri Briceño, Romer Rivera, entre otros, coincidieron en que la gestión revolucionaria está alejada del Texto Fundamental de 1999 y que la propuesta de una Constituyente busca instaurar una estructura comunal 

 La Universidad de Los Andes en Trujillo promueve el debate ampliado sobre la situación país. A propósito del Foro “Democracia, Constitución y Constituyente”, organizado por el Laboratorio de Investigaciones Semióticas y Literarias junto con la Coordinación de Postgrado del Núcleo Universitario “Rafael Rangel”, el abogado Francisco Conte, el ex gobernador Gilmer Viloria y el doctor Dimitri Briceño, catalogaron de arbitrario e írrito el accionar revolucionario, con énfasis en la propuesta de activar una Asamblea Nacional Constituyente. 

Coincidieron que las autoridades de turno “pisotean” el verdadero poder originario, a la vez que ultrajan constantemente el sistema democrático, con la intención de darle largas a un modelo desfasado y de constitucionalizar un Estado Comunal, lleno de irregularidades y darle aval a preceptos a conveniencia de grupos, no de las mayorías. 

La actividad se desarrolló este 8 de junio en el Salón “Mario Briceño Perozo”, en la Casa de Carmona “Antonio Luis Cárdenas”, donde asistió como invitado especial Tomás Cadenas, dirigente nacional de “Vente Venezuela”, quien rechazó la represión de las fuerzas vivas contra los manifestantes y emplazó a mantener la resistencia civil hasta que sea restituido el orden democrático. 

Buscan un Estado Comunal 

Según Conte, también coordinador de Postgrado en Derecho del NURR, “la intencionalidad del gobierno es instaurar un sistema antidemocrático, desapareciendo el tradicional e histórico municipio y la división político-territorial, para institucionalizar el Estado Comunal”. 

El jurista agregó que sí en Venezuela existiera la verdadera separación de poderes y las instituciones cumplirán a cabalidad su rol, sin responder a criterios políticos, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Consejo Nacional Electoral (CNE) estarían llamados a detener la Constituyente, pero permanecen arrodillados al régimen, pese a las turbulencias sociales y el rechazo de millones de ciudadanos.

Los universitarios –dijo- se encuentran obligados a expresar ideas, conceptos y soluciones sobre la situación que transgreden el orden constitucional y repudiar la posibilidad de crear un nuevo Texto Fundamental sin la aceptación común.

Muerte de la Constitución 

De acuerdo con las apreciaciones de Viloria, la Carta Magna murió hace varios años. A su juicio, la fecha de defunción fue el 15 de febrero del 2009, tras la enmienda constitucional, lo que dio paso a una serie de quebrantamientos legales hasta llegar al caos vigente. 

Ese día (15-F-2009) quedamos sin Contrato Social, en la nación existe una ruptura del orden constitucional gradual y progresiva, siendo la Constituyente la expresión culminante del quiebre, expresó. Para el ex premier regional “se distorsionó todo el proceso democrático y se convirtió en un disparate el reordenamiento político y jurídico del país; en consecuencia el 16-F-2009 Venezuela amaneció sin Constitución y sin democracia. Era ahí cuando debimos salir en su defensa, salir a manifestar y poner el tema en la palestra; de allí en adelante vino un proceso sistemático de violaciones”.

Rebelión popular y discurso 

En su análisis, el Dr. Briceño puntualizó que en las más 40 Constituciones Nacionales hay coincidencia en el interés de alargar los períodos en el poder, además jamás se han cumplido en su totalidad, siendo datos relevantes. Resumió aspectos de los últimos tres siglos, así como relacionados con la rebelión popular. 

“Al hablar de rebelión popular ni siquiera podemos referirnos a la Guerra de la Independencia o al 23 de enero 1958, es la actual, por su duración y territorialidad, es decir, tiene semanas y ha sido en cada rincón venezolano, con participación de personas de todos los estratos sociales”, señaló.  

Otros en intervenir fueron por el Laboratorio de Investigaciones Semióticas y Literarias (Lisys), Luis Javier Hernández, Romer Rivera y Andrés Segovia, quienes recalcaron la importancia de fomentar espacios de participación y el debate académico, asimismo de analizar el discurso junto a la cadena de significación, considerando cada una de sus aristas.

A corto plazo el Lisys publicará material sobre la situación país, teniendo como base el hecho de que la universidad tiene mucho que decir, aportar y reflexionar. 

Posición firme

La ULA  en Trujillo mantiene una postura firme referente a la defensa democrática, constitucional e institucional. En fecha reciente conformó un Frente al respecto, siendo punto de encuentro para distintos sectores, aunado a ello activó la recolección de firmas en rechazo a la Constituyente y se expresa pacíficamente en las calles. 

En consonancia con la posición ulandina, durante la mañana del 14 de junio habrá un Foro sobre la Constituyente en la Villa Universitaria, con los profesores Francisco Conte, Ernesto Rodríguez e Iván Raga. PRENSA ULA-NURR / Gilcely Linares (CNP 15.221).

 

Francisco Conte, coordinador de Postgrados en Derecho del NURR, aseveró que tanto el poder judicial como electoral permanecen arrodillados al régimen (Foto: Alfredo Zambrano)

 

 

Etiquetas: